Congreso Internacional de Salud Mental y Drogadicción

EL CONGRESO INTERNACIONAL DE SALUD MENTAL Y DROGADICCIÓN FUE UN EVENTO SIN PRECEDENTES

Boletín 118

21 de agosto de 2020

Entre el 19 y 20 de agosto, se llevó a cabo de manera virtual el Congreso Internacional de Salud Mental y Drogadicción, un evento sin precedentes realizado por el Concejo de Medellín en cabeza de su presidente, concejal Luis Bernardo Vélez Montoya, que se desarrolló en el marco del programa Aula Abierta de la Corporación como una estrategia de formación ciudadana. 

En este certamen, se inscribieron 10.400 personas de todas las latitudes y participaron 14 conferenciantes nacionales e internacionales, quienes compartieron sus experiencias y conocimientos en materia de salud mental y drogadicción. También, hubo espacio para compartir testimonios de personas que lograron superar sus dificultades y experiencias significativas de intervención comunitaria. 

En la jornada del miércoles, se realizaron reflexiones enfocadas a la salud mental y el replanteamiento de los modelos de manicomio o internamiento. Mientas que en la sesión de ayer jueves, el enfoque se centró en una reflexión en torno la adicción, el consumo y los tratamientos con prioridad sobre la reducción del daño.

Durante la instalación del Congreso, el Presidente del Concejo manifestó la necesidad de abrir estos espacios de análisis, información y formación que son el primer paso para articular acciones y estrategias públicas y privadas en beneficio de las personas. Advirtió también la urgencia de hablar sobre estas problemáticas que son silenciosas pero tienen un impacto muy negativo en la calidad de vida de la sociedad.  

Agregó que se debe avanzar en la prevención de los trastornos mentales, no solo enfocados a la curación sino a la detección temprana que proteja la vida y contribuya a diseñar tratamientos efectivos en torno a las enfermedades relacionadas con la salud mental. 

Sobre este tema, la directora de Salud del Ayuntamiento de Barcelona, Doctora Pilar Solanes, explicó las políticas que deben hacer parte en el desarrollo de un modelo integral en torno a la salud mental, asegurando que se debe fortalecer una estrategia compartida que favorezca sinergias entre todos los actores que conviven en una ciudad, esto es, los actores públicos y privados en pro de la ciudadanía. 

Por su parte, Nubia Bautista, adscrita al Ministerio de Salud y Protección Social del país, explicó que la conducta suicida se presenta con mayor frecuencia en los hombres, representando el 82.34 por ciento de los casos. Esta conducta se da mayoritariamente en personas entre los 20 a 39 años.

Añadió que las conductas suicidas en el país tienen tendencia al crecimiento y se vuelve fundamental eliminar las barreras que estigmatizan el fenómeno para brindar acompañamiento, asesoría y escuchar a las personas que pueden tener este tipo de emociones para disminuir esos comportamientos que van en contravía de la vida. 
  
La depresión, soledad, angustia, sensación de encierro, el estrés que viven muchas personas debido a la pandemia actual, las situaciones que llevan a la drogadicción y las acciones para atacar esta grave problemática, fueron los temas que generaron mayor interés en el Congreso y de allí su gran acogida.

Al respecto, Sandra Milena Restrepo, psicóloga y magister en Desarrollo Humano de la Secretaría de Inclusión Social, Familia y Derechos Humanos de Medellín, enfatizó sobre la necesidad de fortalecer los vínculos entre las universidades, las organizaciones y la comunidad en general. Indicó que, la situación actual merece una reflexión más profunda sobre la salud mental. 

En su intervención, Juan Machín, presidente fundador de Cultura Joven A.C. de México, celebró el desarrollo del congreso, expresó que fue el escenario propicio para generar alianzas entre diferentes actores estratégicos, intercambiar experiencias, conocer la puesta en marcha de iniciativas y contribuir al fortalecimiento de las organizaciones participantes.

Agregó que, la articulación con el sector académico es vital para la generación de conocimiento. En ese sentido, los gobiernos locales deben enriquecen sus propuestas con evidencia científica y reducir los prejuicios existentes sobre la salud mental y la drogadicción.

Al respecto, Felisa Pérez Antón, presidenta de la Asociación de Bienestar y Desarrollo de España, indicó la importancia de contar con una red especializada en tratamiento de adicciones que contemple la reducción del daño, cuente con centros de tratamiento especializados y esté integrada a una red. 

Expresó que Medellín necesita un plan de adicciones, que recoja las necesidades, los pasos a seguir y se construya a partir de logros significativos para dar atención en cobertura a las personas que presentan adicción.

En su ponencia, Silverio Espinal Bedoya, jefe de la División Técnica de la Corporación Surgir, explicó que las personas que consumen sustancias psicoactivas, en especial quienes llegan a niveles problemáticos de consumo, suelen ser personas con una carga de sufrimiento social importante. Muy lejos del imaginario que se ha fabricado, estas personas no viven de fiesta. 

Entre los testimonios compartidos durante el evento, Dany Alejandro Hoyos contó a todos los participantes y expositores su experiencia vivida en la niñez, la cual afectó su salud mental. Resaltó que el acompañamiento de familiares y amigos fue fundamental para superar esa situación e invitó a todas las personas a hablar sobre esas situaciones emocionales que viven, no guardar sus sentimientos, por el contrario establecer un diálogo que permita encontrar soluciones y se evite llegar a la drogadicción o el suicidio.   

Gabriel Montoya expresó su satisfacción al cumplir sus logros, indicó que vivió un proceso que le generó grandes esfuerzos y dificultades, pero a pesar de todo, alcanzó sus estudios y se graduó como educador terapéutico.

Por su parte, Sitvech Zapata relató que, junto con sus compañeros, a través de la formación brindada en Granja tres, ha tenido la oportunidad de sacar su potencial. Agregó que vale la pena soñar y luchar por lo que se quiere, y no darse por vencidos.

Al cierre del evento, Luis Bernardo Vélez Montoya, presidente del Concejo, concluyó que hoy más que nunca durante la pandemia por Covid 19, los gobiernos municipales deben incluir un énfasis en salud mental y drogadicción, diseñando acciones efectivas, destinando recursos, redes, profesionales psicosociales y Centros de Escucha fortalecidos para enfrentar esta problemática social.

Otra de las enseñanzas de este Congreso se orienta a la necesidad de implementar enfoques de psiquiatría comunitaria por género, el desarrollo de la vida y los enfoques generacionales, pensando en modelos de atención mental innovadores.

Finalizó su intervención indicando que existen grandes retos en torno a la salud mental y la drogadicción, el más importante, es la articulación de todos los actores públicos y privados de la sociedad para crear programas que brinden herramientas a las personas, los ayuden a prevenir situaciones que atenten contra su vida y los acompañen en un proceso de recuperación efectiva. Puntualizó que esta reflexión continúa con la Política Pública en Salud Mental y Drogadicción, la cual espera sea un referente en el tema.