Renovación urbana en Medellín

UNA CIUDAD DENSA, DIVERSA Y ACCESIBLE, EL OBJETIVO DE LA RENOVACIÓN URBANA EN MEDELLÍN

Boletín 109

22 de julio de 2020

Concejales realizaron debate hoy para conocer cuál es el rol de la renovación urbana en articulación con el Plan de Ordenamiento Territorial-POT vigente y bajo qué principios y con qué características se espera que se transformen los suelos de Medellín.

El corporado Daniel Carvalho Mejía, primera bancada citante, indicó que la renovación urbana debe enfocarse a medir el impacto y conocer la necesidad de intervenir aquellas zonas homogéneas, deterioradas, en conflicto funcional o subutilizadas, contempladas dentro del POT.

Planteó que el modelo de ciudad sugiere que debemos concentrar el crecimiento de la ciudad a lo largo del río, con una sólida estructura de servicios públicos, transporte, educación, red hospitalaria, entre otras; para evitar que la ciudad se expanda a las laderas, en su lugar, consolidarla en la llanura. 

Carvalho Mejía aclaró que se habla de crecimiento hacia adentro como una sana mezcla de usos para romper con el modelo urbano del siglo pasado, teniendo una adecuada estructura sin pensar en la naturaleza como limitante para el desarrollo; a su vez, impulsar operadores urbanos que promover una renovación urbana con enfoque diferencial, fortalecer un fondo ambicioso para este fin e incluir las comunidades.

Asimismo, insistió en que la densidad urbana integra la eficiencia energética, que representa un gasto para las ciudades no densas, esta se convierte en una razón adicional para entender que, haciendo alusión a una expansión ilimitada, se destruyen los elementos naturales.

Finalmente reiteró que la densidad debe asociarse con centralidad y mejora en la calidad de vida, considerando el desarrollo de la renovación urbana en el corredor del río como suelos aptos para detonar planes de urbanismo y habitabilidad en Medellín. 

A su turno, el concejal Fabio Humberto Rivera, segunda bancada citante, planteó la necesidad de actuar bajo el actual POT e hizo un llamado a la Administración Municipal y otras entidades involucradas para aprovechar los tiempos de gobierno e impactar positivamente a la ciudadanía con decisiones acertadas.

Manifestó que la política pública no debe ser un obstáculo y debe trabajar en pro de la renovación urbana para mejorar calidad de vida de los moradores, no para expulsarlos. Finalmente expresó que proyectos como el Tranvía de Ayacucho han sido detonantes de renovación urbana permitiendo el desarrollo inmobiliario en el centro, por lo que el Corredor de la 80 debe ser una prioridad en materia de transformación urbanística.

Por su parte, la cabildante Lina Marcela García, tercera bancada citante, fue insistente en que la renovación urbana debe encaminarse hacia una ciudad de propietarios y ser un instrumento de fortalecimiento del suelo bien usado en materia de interés social como factor importante en la transformación de Medellín

Resaltó la renovación integral del centro a través de la modificación en la pirámide de movilidad, los avances en el corredor de la Avenida la Playa y la carrera Bolívar e incentivó alternativas de transformación de lugares como la Plaza Minorista y la Placita de Flórez en edificios de uso mixto.

Concejales que intervinieron en plenaria, indicaron que la renovación urbana ha venido aplazándose en la ciudad y se ha hecho de manera espontánea y sin ningún control. Insistieron en la necesidad de hacer realidad la transformación del territorio por medio de proyectos como Parques del Río, que han sido detonantes y han trazado un camino de renovación. 

En última instancia, argumentaron la necesidad de que Medellín tenga varios operadores urbanos, con músculo financiero, que permitan iniciar una renovación urbana adecuada, aprovechando la oportunidad de viabilizar el uso del suelo.

El director de Planeación Estratégica Integral del DAP, Sebastián Muñoz Zuluaga, precisó los retos en renovación urbana en el marco del POT, los principios rectores, la sostenibilidad, la equidad social y territorial, y la protección a moradores.

Indicó que los instrumentos de planificación complementaria de segundo nivel como los Macroproyectos de ciudad, Proyectos Urbanos Integrales del Ámbito Ladera, el Distrito Rural Campesino; y los de tercer nivel como Planes Parciales, Planes de Legalización y Regularización Urbanística, entre otros, son articuladores de la renovación en Medellín.

Al término de su intervención argumentó que la alternativa para la transformación es la renovación del suelo, reiteró que actores como operadores urbanos y bancos inmobiliarios, la aplicación de instrumentos de gestión y financiación enmarcados en el esquema o fondo fiduciario del POT, y el fortalecimiento del modelo dinámico de gestión; son factores claves para fomentar procesos de renovación urbana en Medellín. 

Expertos invitados expresaron que el principal obstáculo para la renovación es el incremento del valor del suelo y la subvaloración del mismo, deteriorando la calidad urbanística y la posibilidad de generar vivienda social, por lo que el municipio debe implementar los instrumentos disponibles para su revalorización.

Solicitaron la participación de EPM como socio fundamental en la renovación urbana y la intervención del sector privado, también el ajuste de decretos y macroproyectos para conformar una política pública de renovación coherente.

Participantes de la comunidad manifestaron su inconformidad frente a la falta de participación en los planes de renovación urbana; también, solicitaron disponer de los recursos necesarios para los planes parciales de renovación como censos, estudio de redes en los territorios, títulos de los predios, entendimiento de la renovación a largo plazo, reposición de redes acueducto, integración de propietarios en los planes mobiliarios y entendimiento de los roles de operadores urbanos para integrar al sector público y privado.