Educación en Medellín

CONCEJALES ANALIZAN INICIATIVA QUE BUSCA SUBSIDIAR COMPLETAMENTE LA EDUCACIÓN EN MEDELLÍN

Boletín 103

13 de julio de 2020

Por invitación de la Mesa Directiva el Concejo, se analizó ayer la iniciativa Matrícula Cero de la Administración Municipal que busca garantizar la gratuidad de la educación en las Instituciones de Educación Superior de Medellín.

Los Corporados reconocieron el esfuerzo de la Administración en la inversión de más de $ 20.000 millones de pesos para garantizar la educación de más de 24.274 estudiantes de las tres Instituciones de Educación Superior de Medellín, Instituto Tecnológico Metropolitano-ITM, e instituciones universitarias Pascual Bravo y Colegio Mayor. 

Manifestaron que esta decisión amplia el reto de incluir a las instituciones de carácter departamental y nacional, como lo son la Universidad de Antioquia, el Politécnico Jaime Isaza Cadavid, Tecnológico de Antioquia, Universidad Digital y Universidad Nacional, por lo que pidieron a la Gobernación y al Gobierno Nacional adquirir la voluntad política para generar gratuidad a los estudiantes de estas instituciones.

Expresaron que la tasa de continuidad del proceso de formación básico al de educación superior, ha aumentado de un 48.5 por ciento en 2016 a un 61.4 por ciento en 2019, sin embargo, no hay igualdad en el acceso a la educación, por lo que se hace necesario migrar a una educación ajustada a los intereses y necesidades de la población, para garantizar que ese 39 por ciento restante tenga acceso a la formación en estudios superiores.

También expusieron la necesidad de asegurar la permanencia de los estudiantes en sus procesos de formación, garantizando los recursos y la conectividad para la población más vulnerable, asimismo hacer seguimientos a los estudiantes que se vean beneficiados y crear mecanismos para ejercer un control eficiente de los recursos.

Finalmente, consideraron la importancia que ha tenido el movimiento estudiantil en su lucha por la gratuidad de la educación a nivel nacional e insistieron en que es fundamental además analizar la educación en el ámbito del desarrollo y la formación para el trabajo.

En su intervención, el director de Sapiencia, Carlos Chaparro Sánchez, explicó que la iniciativa de Matrícula Cero surgió en consecuencia de un estudio iniciado en el mes de enero con las tres Instituciones de Educación Superior con el fin de que los estudiantes en este semestre tengan acceso a educación con cero pagos en procesos de matrículas, carné de matrícula y bienestar estudiantil.

Chaparro indicó que, de un estimado de 39.000 estudiantes, se priorizó a 24.274 que no han sido beneficiarios de ninguna beca o subsidio, con 18.473 estudiantes del ITM, 3163 del Pascual Bravo y 2638 del Colegio Mayor, representando una inversión de 20.519.750.886 millones de pesos.

Por su parte, los rectores de estas instituciones afianzaron la disposición y participación en esta iniciativa que beneficiará a personas de estratos uno, dos y tres.

Además, afirmaron que con esta medida las instituciones han reembolsado el pago de matrículas y que a su vez buscan implementar acciones como la realizada en el semestre de verano, en el caso del Pascual Bravo, que durante la contingencia ha permitido salvar el semestre de muchos estudiantes y evitar la deserción, así como descuentos para estudiantes de posgrados y facilidades de pago.

Durante la intervención de la comunidad, instaron a la Administración Municipal como Departamental, llevar esta iniciativa no solo en las tres IES, sino al también al resto de instituciones municipales y departamentales.

En última instancia, solicitaron la voluntad política por parte de entes como la Gobernación y Gobierno Nacional, para garantizar la continuidad educativa de los estudiantes en Antioquia y apalancamiento de todas las instituciones lleguen a gratuidad en la educación.

Por último, estudiantes de la Universidad de Antioquia que participaron, quienes completan más de 123 horas en huelga de hambre, hicieron un fuerte llamado y exigieron al Gobierno departamental educación pública gratuita y de calidad para universidades públicas, como derecho fundamental.